PSICOMOTRICIDAD EN EDUCACIÓN INFANTIL

Entendemos el juego y el movimiento como una fuente de placer indispensable y como una necesidad vital, ya que es una manera innata de aprender y  conocer el mundo. El acompañamiento motriz y del juego en la escuela es de especial relevancia, el juego y la motricidad es un recurso vital para los niños y niñas dónde están totalmente entregados y jugando libremente.

La psicomotricidad en la etapa de educación infantil la realizamos en inglés a partir de una disposición del tiempo, de los elementos y del espacio, donde las sesiones se dividen en tres momentos.  

1) Ritual de entrada: la primera parte de la sesión consta de una caja mágica con objetos donde introducimos a los alumnos al espacio principal (sala de psicomotricidad). Primero hacemos un corro para cantar las canciones de los objetos de la caja en inglés, sobretodo la protagonista de la sala es la campana que nos indica el inicio y la finalización de las actividades. En esta primera parte también despertamos el cuerpo “ wake up your body” con diferentes juegos rápidos, o bailando las canciones en inglés para calentarnos y prepararnos para la siguiente fase. Finalmente explicamos qué haremos durante la sesión y qué actividad realizaremos.

2) Actividad o parte principal: A partir de esta preparación se desarrollan a lo largo de las sesiones diferentes tipos de juegos: juego sensoriomotriz, juegos pulsionales y juegos simbólicos. El juego sensorio motriz activa el sistema laberíntico y estimula especialmente la musculatura del equilibrio (actividades como el placer de saltar, de la caída, de correr, de columpiarse, de realizar giros…). El juego simbólico aporta a los alumnos un juego  de identificación  les permite  jugar a “hacer como si…”  de manera que pueden expresarse sin miedo a la censura y pueden transformar la realidad desde su fantasia.

La organización del espacio en relación con los materiales y zonas de juego diferenciadas, combinando materiales duros, blandos, fijos, móviles, modificables, grandes, pequeños, figurativos y no figurativos….  Con todos estos elementos, la sala de psicomotricidad se convierte en un espacio donde los niños y niñas pueden saltar, caer, colgarse, hacer equilibrios, rodar, revolcarse, columpiarse ... y desplegar así un lenguaje simbólico des del placer del movimiento.

3) Ritual de salida: momento de relajación y de volver a la calma “time to relax”  donde los alumnos hacen estiramientos en el suelo, encima de las colchonetas y escuchando música relajante. En algunas ocasiones ofrecemos colores y papel para que dibujen y expresen lo que han sentido durante la sesión de psicomotricidad.